Sobre María

virgen maría“Yo deseo que tu icono, Madre de Dios, se refleje continuamente en el espejo del alma y la conserve pura hasta el fin de los siglos. Eleva a los que se inclinan ante ti y dales esperanza a quienes consideran e imitan el eterno modelo de la belleza”. Así rezaba Pseudo Dionisio Areopagita, el místico griego de fines del siglo V. Los iconos marianos de las múltiples fisonomías han surgido por doquier durante varios siglos. Todos, sin embargo, remiten a los iconos, no pintados sino descritos, que se encuentran distribuidos en las páginas de la Biblia.

Artículos relacionados

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *