Los Mudras

Al igual que la postura corporal, los gestos que realizamos con nuestras manos expresan y generan emociones. Los mudras son los gestos que podemos realizar durante la meditación y que no sólo nos ayudan a alcanzar la plenitud, sino que también tienen un poder curativo.
El término proviene del sánscrito, la lengua que hablaban los brahmanes (los primeros pobladores de la India) y puede dividirse en dos mitades: mud, que significa “gozo”, y ra, que significa “producir”. Es decir que los mudras son gestos cuya función es producir en nuestra alma el gozo, la alegría, la sensación de comunión con el Ser interior y el Universo.
Así, los mudras están presentes en la meditación de dos maneras diferentes:
• Como síntomas: los mudras aparecen mientras meditamos en forma espontánea. Las manos y los dedos se acomodan de forma inconsciente, y si empezamos a prestar atención a esta configuración, podremos descubrir mucho de nosotros mismos.
• Como herramientas de curación: cada persona, al meditar, se encontrará con una realidad interior diferente, y aprenderá a detectar lo que le falta. Así, podemos elegir el mudra que nos proveerá aquello que necesitamos, para practicarlo durante la meditación y lograr por fin el equilibrio emocional.
Salvo cuando se indica, los mudras se realizan apoyando las manos sobre las rodillas, los muslos (en las posturas del rayo, con almohadón y sentada) o descansando en el piso (en la postura acostada).
meditacion

Mudra del Águila

Este mudra de llama “del águila” porque según la tradición a este animal se le entregaban los problemas y preocupaciones, para que se la lleve bien lejos volando. Ayuda a relajarse y a dejar atrás las dificultades que no tienen solución. Apoyamos las palmas de las manos sobre las rodillas, los muslos o el suelo (según la postura corporal elegida). Los cinco dedos se extienden hacia fuera, bien separados los unos de los otros. El dedo anular y el dedo medio se juntan y levantan hacia arriba, tratando de que formen un ángulo recto con la palma.


meditación.

Mudra de la Amistad

Este mudra combate la soledad y la sensación de aislamiento. No se trata de un mudra que atrae más amigos, sino que nos enseña a encontrar compañía dentro de nosotros mismos: nos ayuda a hacernos amigos de nuestro Ser interior Los dedos meñiques se enlazan. Las puntas de los dedos índice se tocan, formando una “V” invertida. La punta del dedo pulgar se apoya en la base del dedo anular. Los dedos anular y medio se doblan sobre el dedo pulgar.


meditación

Mudra del Amor

Este mudra estimula la circulación de energía positiva por todo el cuerpo y hacia el corazón,, creando sensaciones de felicidad, paz y amor. Hace brotar los afectos y aumenta el flujo de cariño hacia las personas que ocupan un lugar en nuestro corazón. Los dedos de las dos manos se entrecruzan sin doblarlos, apuntando hacia arriba. El pulgar izquierdo se apoya sobre el pulgar derecho. Se llevan las manos a la altura del pecho.


meditación

Mudra de la Calma

Este mudra nos sirve para aumentar la calma, y llevar la paz que hemos experimentando en el pasado a situaciones presentes que nos desestabilizan. Así, nos ayuda a encontrar la solución a estos problemas. Apoyamos los dorsos de las manos sobre las rodillas, los muslos o el suelo (según la postura corporal elegida). El dedo medio se apoya sobre la almohadilla de la palma, de donde nace el dedo pulgar. La punta del pulgar se apoya contra la punta del anular.


meditación

Mudra de la Contemplación

Este mudra ayuda a liberar nuestra mente de todo pensamiento, dejándola en blanco, suspendiendo toda instancia intelectual para que pueda concentrarse en la conexión con el Ser interno. Facilita y potencia, entonces, la capacidad receptiva y contemplativa del ser humano.
El dorso de la mano derecha se apoya sobre el regazo. El dorso de la mano izquierda, sobre la palma de la mano derecha. La yema del pulgar izquierdo se coloca sobre la uña del pulgar derecho, formando una línea lo más recta posible.

Sigue leyendo >>>

Artículos relacionados

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *