Los Santos Inocentes

Se conmemora el 28 de Diciembre

28 de diciembre

“Matanza de los Inocentes” de Duccio di Buoninsegna, siglo XIV.

El día de los Santos Inocentes es la fe en la que, por un lado, se conmemora la matanza ordenada por el
rey Herodes quien, temeroso de que Jesús pudiera destronarlo en el futuro, ordenó el asesinato de todos los menores de dos años. Por otro lado, y, extrañamente, esta conmemoración pasó a convertirse, durante la Edad Media, en un festejo pagano lleno de alegría y de travesuras.

Historia bíblica

El evangelio de San Mateo narra que unos Magos llegaron a Jerusalén preguntando, a Herodes, rey de Judea, dónde nacería el futuro rey de Israel. Ellos habían visto aparecer su estrella en el Oriente y recordaban la profecía del Antiguo Testamento que anunciaba ese nacimiento. Por eso, habían viajado desde sus lejanas tierras para adorar al recién nacido.
Herodes se llenó de temor al conocer esa noticia y se dispuso a tomar crueles medidas. Con el fin de no perder su puesto de gobernante, se propuso averiguar dónde estaba el niño para después mandar a sus soldados a que lo mataran.Y fingiendo, les dijo a los Magos: Vayan y, cuando lo encuentren, vengan y me informan, fiara ir yo también a adorarlo. Los reyes magos se fueron a Belén guiados por la estrella y, al salir de Jerusalén, encontraron al niño jesús junto a la Virgen Mana y a San José, lo adoraron y le ofrecieron sus regalos. Y sucedió que, en sueños, los magos recibieron un aviso de Dios de que no volvieran a Jerusalén a ver a Herodes, y fue así que regresaron a sus tierras por otro camino. Entonces, Herodes, enfurecido por no haber hallado al niño, ordenó la cruel matanza. Pero el designio divino salvó a Jesús de esa masacre; a él, le esperaba otro destino.
Fue a partir del año 300 que la Iglesia Católica estableció una fiesta para venerar a esos niños, muertos como mártires en sustitución de Jesús.

Un día para la alegría

El duelo se mantuvo para los creyentes católicos. Sin embargo, en la Edad Media, se mezcló esta celebración con un rito pagano conocido como la Fiesta de los locos, en que la gente se disfrazaba y salía a festejar Se inició, así, la unión pagano-religiosa de estas fiestas, donde se juegan bromas de todo tipo a los más descuidados o inocentes.

Artículos relacionados

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *