María, madre de los desterrados

Del Evangelio de Mateo
Cuando se fueron, un ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: “Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y quédate allí hasta que te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo”.
Se levantó, todavía de noche, tomó al niño y a su madre y partió hacia Egipto, donde residió hasta la muerte de Herodes.
Así se cumplió lo que anunció el Señor por el profeta: De Egipto llamé a mi hijo.
Entonces Herodes, al verse burlado por los magos, se enfureció mucho y mandó matar a todos los menores de dos años en Belén y sus alrededores, según el tiempo que había averiguado por los magos.
Así se cumplió lo que anunció el profeta Jeremías: Una voz se escucha en Rama: muchos llantos y sollozos; es Raquel que llora a sus hijos, y no quiere que la consuelen porque ya no viven.
(MATEO 2, 13-18)
Las pocas, sobrias y amargas líneas del relato de Mateo muestran un escenario brutal: Jesús, María y José son prófugos. Jesús y su madre son puestos, desde su infancia, en la última fila. Es un Dios que planta su tienda en-la miseria, que elige ser más pobre que sus criaturas porque “los pájaros del cielo tiene sus nidos, los lobos sus cuevas, pero el Hijo del Hombre no tiene donde reclinar su cabeza” (Mt. 8, 20). Aquella orden dirigida ajóse como cabeza de familia: “Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y quédate allí hasta que te avisé”? resuena y es retomada muchas veces en la historia por otras familias, volviéndolas más cercanas a la de Cristo. Cuando este niño crezca, tendrá el coraje de proclamar: “¡Benditos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos!… ¡Pero, ay de ustedes los ricos, porque ya tienen su consuelo!” (Mt. 5, 10; Le. 6, 24-26). El teólogo Dietrich Bonhoeffer escribió desde el campo de concentración nazi donde moriría: “Dios es impotente y débil en el mundo, y solamente así permanece con nosotros y nos ayuda. No tanto en virtud de su omnipotencia, sino en virtud de su sufrimiento”.
Es con esta fraternidad en el dolor que Cristo y su Madre nos son cercanos real y auténticamente. En nuestros días, la devoción mañana a menudo pierde esta dimensión, deshinchándose en una melaza espiritual, sentimental e intimista. La vida de María ha sido una insignia de la cercanía con los pobres desde el inicio hasta el fin, en un real compartir y en solidaridad profunda y activa.
Junto al sufrimiento de María y José, Mateo coloca rápidamente el grito de otras madres, las de los inocentes masacrados por Herodes. En la escena corre la sangre de los inocentes y aparece el espectro sanguinario del opresor. Aquellas pequeñas víctimas habrán sido, probablemente, no más de una decena, pero en ellas están representados todos los inocentes exterminados en todas las formas posibles, cuyos nombres no serán jamás registrados en los archivos de la historia sino solo en el “libro de la vida’de Dios. Delante de ellos camina María, “reina de los mártires”.
En torno a Jesús se aprietan las multitudes de víctimas, aplastadas por la inmensa fila de los conocidos y menos conocidos por Herodes. Junto a María, en cambio, se aprietan las multitudes de madres que lloran la muerte de sus criaturas por hambre, a causa de la violencia y de la guerra y confiando a ella, “Madre del dolor”, su inmenso sufrimiento para que las consuele y las haga florecer en Dios.
ORACIÓN

Oh, Virgen Santa, que has generado en la carne el Verbo,
santifica nuestras almas, permítenos vivir en fidelidad,
a nosotros que siempre te alabamos y aclamamos de este modo:
¡Sálvanos, oh puerta de la salvación,
protégenos, oh madre de la verdad,
socorre a los fieles que te honran, oh inmaculada!
¡Evítanos las posibles, innumerables caídas, oh purísima!
¡Protege, defiende, custodia a aquellos que esperan en ti!

Oración de Sergio, patriarca de Constantinopla

María, reina de los mártires, ¡ruega por nosotros!

Volver a Sobre la Virgen María

Opina

*

Mobile Theme Switch DEBUG
Current Theme : eleven40
Checking rule
+ Source : Mobile
+ Theme : mobi
Check if isMobile() : false
Rule not valid.


Theme To Be Used : eleven40