La creatividad

La creatividad abre horizontes, hace la vida más útil y más bella

¿Qué es la creatividad?

La creatividad es la capacidad de crear, de hacer de la nada. Aunque éste es un atributo divino, naturalmente aquí no le damos ese sentido trascendente.
En este caso, le damos un significado que podemos perfilar con estas aproximaciones:
• Capacidad de producir una cosa nueva.
• Capacidad humana de lograr resultados mentales de cualquier clase, esencialmente nuevos y anteriormente desconocidos.
• Capacidad de imaginar soluciones nuevas a los problemas que se nos presentan.
• Capacidad de sorprender a los demás con lo imprevisto, lo inesperado, lo imprevisible.
• Capacidad de obtener nuevos productos con elementos que otros han desechado.
• Capacidad de no darse nunca por satisfecho con lo que ya han dicho o hecho los demás.
• Capacidad por la que una persona o un grupo elabora un producto nuevo y original, adaptado
a las condiciones y finalidades de la situación.

Todos somos creativos
Aunque es cierto que existen personas dotadas de una gran creatividad, en mayor o menor grado todos somos creativos. Por eso, los educadores debemos aprovechar y desarrollar la capacidad natural de creación que tienen los niños.
Si les enseñamos a cultivar este valor, les estamos dando una herramienta de gran importancia para el presente y para el futuro. La creatividad proporciona una mayor flexibilidad ante los problemas cotidianos, un estímulo hacia la actividad y una motivación eficaz para combatir el aburrimiento. La creatividad abre horizontes, hace la vida más útil y más bella, saca de la vulgaridad la experiencia diaria, proporciona ilusión constante y nos regala grandes alegrías.
Las personas muy creativas presentan unos rasgos psicológicos que debemos tener en cuenta:
• Les gusta la complejidad; su misma forma de ser es más rebuscada.
• Son más independientes en su juicio; tienen puntos de vista muy personales.
• Tienen una actitud crítica más aguda; son menos “sumisos” mentalmente.
• Son más dominantes; su iniciativa los suele situar por delante de los demás.
• Suelen ser más narcisistas; ellos mismos aprecian sus cualidades.
• Su autoestima es buena; tienen recursos de éxito ante los problemas.
• Les apasiona repensar conceptos y objetos: “¿y si…?”, “¿por qué no…?”
• Tienen iniciativa.
• Poseen capacidad de concentración y, a veces, esto les confiere un aire de “sabio distraído”.

La creatividad es el antiaburrimiento
Nos quedamos boquiabiertos ante los grandes inventores por su inteligencia, su constancia y su entusiasmo pero, sobre todo, por su enorme creatividad: saben ver lo que los demás no han visto o de una forma que los demás no han sabido captar.
Los inventores no están nunca aburridos ni ociosos; la inquietud para hallar nuevas formas artísticas, soluciones técnicas innovadoras, respuestas prácticas a problemas nuevos,… los mantienen en una actividad mental y física constante.
La creatividad es lo opuesto a la monotonía, y ayuda a mantener siempre el espíritu en tensión tanto en las personas mayores como en los niños y adolescentes. Quienes poseen capacidad creativa, nunca se aburren, siempre tienen entre manos algo que hacer: proyectos, ideas, experimentos, inventos… lo que sea; todo menos holgazanear tediosamente.

Volver a valores humanos

Comentarios

  1. Silvia Cristina Vasquez de Rodas dice:

    Buenos temas que ayudan en grande al ser humano.

Opina

*