san Pedro

oraciones

san Pedro, Pedro Pablo Rubens, Museo del Prado (Madrid)

Modelo de amor sincero y profundo a Cristo
Nació en Betsaida, un pueblo de pescadores y marineros junto al lago de Genesaret. Allí trabajaba como pescador el hijo de Jonás y hermano del también apóstol Andrés. Estaba casado, según Mt 8,14 (Jesús curó a la suegra de Pedro). Debido a su oficio, era un tanto rudo, pero espontáneo y sincero, a la vez que vehemente al expresar sus sentimientos. Era, como se dice, un hombre de una pieza, sobre todo por el amor y seguimiento de su Maestro. Cristo lo amó con predilección y lo escogió para fortalecer la fe de sus hermanos y ser pastor y piedra fundamental del rebaño de Cristo.
Algunos textos del evangelio y hechos nos dan la semblanza del apóstol: Caminando por la ribera del mar de Galilea Jesús vio a dos hermanos, Pedro y Andrés, echando las redes en el mar, pues eran pescadores. Jesús les dice: «Venid conmigo y os haré pescadores de hombres» (Mt 4,19). Ellos al instante, dejando las redes, lo siguieron. Con gran presteza y radicalidad, dejando trabajo y familia se lanzan al seguimiento de Cristo.
Jesús en Cesárea de Filipo pregunta a sus discípulos: «Vosotros, ¿quién decís que soy yo?». Simón Pedro tomó la palabra y dijo: «Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios vivo». Jesús le respondió: «Dichoso tú, Simón, hijo de Juan, porque eso no te lo ha revelado la carne ni la sangre sino mi Padre que está en los cielos. Yo te digo que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia… Y te daré las llaves del reino de los cielos» (Mt 16,13-19). Por eso Pedro es el «primero» en las listas de los apóstoles, en ver a Cristo resucitado, en las decisiones, en las respuestas, en el gobierno…, en todo.
Predicó un primer sermón (He 2,14-41) y se convirtieron tres mil personas. Fue crucificado en Roma, el año 67, en la terrible persecución de Nerón. Su fiesta se celebra, junto con la de san Pablo, el 29 de junio.
Mensaje
El amor radical y sincero a Cristo. Después de la resurrección Cristo le exige a Pedro, para reparar sus negaciones, una triple protesta de amor. No se había preparado como su Maestro en la oración del huerto y esto y su presunción le llevaron a la negación del Señor.
Pedro es la compañía y el amigo de confianza en la gloria del Tabor y en el sufrimiento de Getsemaní. ¡Qué buen modelo para imitar en el amor a Cristo, para todos los que quieren seguir de cerca al Señor sirviéndole en una misión apostólica!

oración

oraciones para san pedro y san pablo, oracion al señor san pedro, oracion de poderosa de san pedro, oraciones san pedro, rezo de san pedro

Opina

*