san Mateo

vida de santos

san Mateo El Greco, Catedral de Toledo

Apóstol y evangelista, modelo de seguimiento a Jesús
La figura de este apóstol, conocido con el nombre de Mateo, nos resulta muy cercana y familiar. Con frecuencia hemos escuchado la proclamación de su evangelio en celebraciones litúrgicas, e incluso lo hemos leído personalmente.
El capítulo de su vocación nos lo narran los evangelistas sinópticos. San Marcos (2,14) y san Lucas (5,27) lo llaman por su nombre judío, Leví; Marcos añade que era «hijo de Alfeo». El mismo autor se autodenomina Mateo, incluyendo el sobrenombre de «el publicano» (Mt 9,9), por el que debía ser sobradamente reconocido e identificado.
¿Qué sentimientos albergaría su corazón y qué pensamientos pasarían por la cabeza de Leví cuando oyó el «sígueme» de Jesús, al que con toda diligencia respondió («se levantó y lo siguió» [Mt 9,9])? Evidentemente, algo muy importante, pues le llevó a dejar sin dudar su trabajo, que ya conocía y cuya rentabilidad sabía bien, por una misteriosa y desconocida aventura.
Por eso su alegría le hizo preparar «un gran banquete en su casa» (Lc 5,29), que sirvió de escándalo a los fariseos, que preguntaron: «¿Por qué coméis y bebéis con publicanos y pecadores?» (Lc 5,30). El mismo Mateo nos cuenta en su evangelio que Jesús les contestó: «No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos… pues no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores» (Mt 9,12-13). Era un reproche a su hipocresía.
El símbolo de su evangelio, escrito en arameo, es el «hombre», pues según san Jerónimo, comienza con la genealogía de Jesucristo como hombre. Su fiesta se celebra el 21 de septiembre.
Mensaje
Evangelizar con la palabra escrita. Este evangelio es el más conocido y utilizado entre los cristianos. Sin embargo, mucho tenemos que aprender todavía los seguidores de Jesús, en los tiempos actuales, de este ejemplar publicano, que supo valorar la amistad con Jesús por encima de la seguridad económica y humana que le proporcionaba una estable y rentable profesión, a la que tuvo el coraje de renunciar. Pretirió abandonarse con re en las manos de Dios.
El seguimiento de Cristo exigirá muchas veces dejar nuestros caminos, nuestras seguridades, y seguir los pasos del Crucificado.
San Mateo escribió el evangelio seguramente más leído. El que pueda y sepa evangelizar con la pluma (cada uno con su propio don) debe dar frutos para el Señor con ese talento. Como hizo san Mateo.

Volver a Vida y obra de santos y santas

oración

san mateo oracion, oracion de mateo, oracion de san mateo, san mateo iglesia orasion del dia

Opina

*

Mobile Theme Switch DEBUG
Current Theme : eleven40
Checking rule
+ Source : Mobile
+ Theme : mobi
Check if isMobile() : false
Rule not valid.


Theme To Be Used : eleven40