san Isidoro de Sevilla

semana santa sevilla

san Isidoro de Sevilla, Domingo Martínez, Catedral de Sevilla

El sabio de la cultura enciclopédica
No hubo escritor más leído y más plagiado en la Edad media y sin embargo no tuvo un biógrafo. Lo que sabemos de su vida se deduce de sus escritos. Nació en Sevilla en el 556, de familia oriunda de Cartagena. Es hermano de san Leandro y de san Fulgencio. Fue monje, abad, maestro, obispo y metropolitano de Sevilla. Infatigable en la lectura y de una memoria prodigiosa, es un sabio, un organizador sin igual. Quiere transmitir a la posteridad toda clase de saberes antiguos. Predica contra los herejes «acéralos» que niegan la doble naturaleza de Cristo. Funda la Escuela de Sevilla para la formación del clero especialmente y también de los seglares.
En el cuarto Concilio de Toledo hizo obligatorio el instituir estas escuelas (presagio de las universidades venideras) en las ciudades episcopales. Busca libros por todos los lugares: clásicos, patrísticos, jurídicos, folosóficos, científicos. Unifica, organiza y ordena todos aquellos conocimientos para transmitirnos ese bello legado de saber enciclopédico y universal. Acaso se preocupó más de saber que de profundizar.
Escribió obras de todos los géneros. Las más importantes son Las etimologías (a modo de inventario de todos los conocimientos humanos), La regla de los monjes, Oficios eclesiásticos, De la naturaleza de las cosas y el orden de las criaturas, Los varones eclesiásticos, Contra los judíos, Cuestiones sobre el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, Edición crítica de la Biblia, Sentencias (a modo de manual de teología)…
Murió en el 636. Su fiesta se celebra el 26 de abril.
Mensaje
Una Iglesia más culta es más Iglesia. No podemos imitar a este sabio universal en su saber enciclopédico pero sí en su trabajo infatigable para activar la mayor parte de nuestras posibilidades y potencialidades.
Dice a los obispos en un pasaje aplicable a los presbíteros y a todos: «Es preciso que el obispo sobresalga en el conocimiento de las Sagradas Escrituras, porque si sólo puede presentar una vida santa, para sí sólo aprovecha… Sobresalga tanto en la humildad cuanto en la autoridad… Debe dar tales pruebas de hospitalidad que a todo el mundo abra sus puertas con caridad y benignidad..» (PL 83, 785).
La misión permanente de todo cristiano es la de profundizar por todos los medios en el conocimiento de Cristo y en todo el saber cristiano.

Volver a Vida y obra de santos y santas

oración

Oración de san Isidoro, oracion san isidoro de sevilla, san isodoro de sevilla childhood

Opina

*